De vez en cuando me visitan...

viernes, 4 de mayo de 2018

Coser sobre entretela


Me preguntáis muchas de vosotras por las entretelas impresas que vendemos en la tienda.
¿Cómo las utilizamos? Pues como cualquier otra entretela que dibujemos nosotras para coser sobre ella. La ventaja de comprarlas ya impresas es que nos facilita el trabajo. Nos las dan ya hechas y no tenemos que estar dibujando y calcando. Es tan sólo una cuestión de comodidad, que no es poco la verdad. 

Os voy a poner un ejemplo con este modelo con el que se pueden hacer un montón de cosas

Tenemos la entretela

Cortamos tiras de telas variadas

Y elegimos la posición en la que las vamos a coser

Cosemos siempre con la parte de la numeración hacia nosotros, para que podamos ver mejor las líneas por donde cosemos.

Y vamos haciendo crecer la labor

Fijándonos en que tiene que coincidir con los colores de los lados para que se vaya formado el dibujo

¿Veis que chulo va quedando?


Este modelo se puede utilizar para una bandeja, para un camino de mesa, para cojines...



Para bolsos y neceseres, como los que hizo Carmen en nuestro taller

O incluso la preciosa colcha que montó Pilar, otra de nuestras alumnas del taller. 

Todo depende de cuantas entretelas te animes a coser y a juntar.
:-))))))))))))))))))))))))))

¿Os ha resultado interesante?
Pues otro día os enseño más diseños en los que utilizamos entretela impresa
Porque tenemos una gran variedad de bloques y diseños
:-))))))))))

miércoles, 18 de abril de 2018

Nuestro pan de cada día


Las pasadas Navidades, el señor Papá Noel estuvo de lo más acertado y vino el pobre cargado desde vaya usted a saber donde con uno de los mejores y más útiles regalos que he recibido en los últimos años. 
Soy castellana y en mis recuerdos de infancia de olores y sabores, el pan siempre ha estado presente. ¿Qué quieres que te llevemos? Preguntaban invariablemente mis padres cuando venían a vernos en Navidad o verano... pan. Traednos un par de panes. Dos panes lechuguinos por favor. Y solo con olerlo, con verlo, volvía a mi infancia, a mis abuelos, a mis recuerdos castellanos. Así que voy a compartir con vosotros aquí una de las recetas que más hago con mi flamante regalo de Navidad. Con mi maravillosa y estupenda panificadora. 
No he vuelto a comprar pan desde el 25 de diciembre pasado y el olor a vieja tahona que impregna mi casa es sin duda el mejor de los ambientadores. 


Os cuento como lo hago


Ingredientes




- 1/2 kilo de harina de fuerza
- 1 pastilla de 25 gr. de levadura de panadero
-250 ml de agua
-1 chorrito de aceite de oliva 
-1 medida de azúcar
- 1 cucharadita y media de sal
-1 bolsa de asar


A mí de las harinas que hasta ahora he probado, la que más me gusta es esta de tipo Candeal, que compro en Alcampo

Y esta es la levadura, que viene en paquetitos de dos y se encuentra en la zona de refrigerados de los supermercados



Modo de hacer

En la cubeta de la panificadora añadimos primero los líquidos.
Pongo el agua (no es necesario que esté templada)


Un chorrito de aceite 


La levadura desmigada



El azúcar. (Es la medida grande del medidor que incorpora la panificadora)

La harina

Cucharadita y media de sal

Y listo para meter la cubeta en la panificadora


En mi panificadora, elijo con el botón del menú el programa 8, que dura hora y media

Le doy a comenzar, y toca esperar una hora y media. Cuando el programa termina avisa pitando.


Y cuando termina el programa, esto es lo que me encuentro al abrir la tapa

Preparo la bolsa de asar en el horno y una tijera con la que le daré unos cortes a la bolsa

Saco la masa, la desgasifico, la amaso un poco con las manos, no demasiado la verdad y le doy la forma que quiero. Unos días alargada, otras redonda... según el día

Hoy tocaba en forma de barra


Hago unos cortes en la masa con un cuchillo mojado


Y con cuidado y un poquito de arte meto la masa dentro de la bolsa

Con unas tijeras hago unos cortes en la bolsa

Y sin esperar más, lo llevo al horno. Sin precalentar y en la bandeja de abajo


Pongo el horno sin aire, arriba y abajo, 200º y 40´

 una vez transcurrido el tiempo del horno, saco el pan de la bolsa y lo dejo enfriar sobre una rejilla



Y os puedo asegurar que el resultado es espectacular

 Si tenéis ocasión probadlo. De verdad. Merece la pena. 

Y si no te lo comes todo en un día, lo mejor de todo es que no se pone duro, ni se queda chicletoso al cabo de unas horas, con lo cual lo puedes gastar durante varios días



Gracias, Papá Noel
Menudo acierto el de este año
:-))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))

viernes, 16 de marzo de 2018

FUXXHOW





Al principio, cuando comencé a ver FUXXHOW, me sentía intrusa e incluso incómoda ya que accedía desde mi pantalla a una vida, a una historia, a un proceso, al que me parecía que no me estaba permitida la entrada. Poco a poco fui ganando confianza, mis miedos de espía se fueron disipando y comencé a disfrutar más y más del proyecto. Me encantó ver el proceso de creación de Adrián del Barrio. Reconozco que me fui enganchando a sus entradas y esperaba ansiosa que llegara la próxima para conocer más de su trabajo. Ya no era una intrusa. Comenzaba a ser una fan de las andanzas del músico. Me emocionaban sus confesiones, me alegraba con sus pequeñas victorias y me entristecía cuando las cosas se torcían.
También me sirvió para conocer mucho más de cerca el mundo en el que se mueven mi hijo y sus amigos.
Adrián ha desnudado su alma y nos ha mostrado horas y horas de trabajo, de desencantos, de entusiasmo, de desesperación, de compañerismo, de vivencias, de miedos, de música, porque como alguien le dice en alguno de los momentos... "tú, eres la música"
Bravo Adri, bravo y gracias. Gracias, de verdad. Toda mi admiración y respeto por tu trabajo. Lo vas a lograr. Sé que lo vas a lograr.



Related Posts with Thumbnails